Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Agencia ’ANCLA’ > Comunicados







HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Quebracho se presentó en Tribunales)

 Generar una versión PDF de: (Quebracho se presentó en Tribunales)
 
 

Por denuncia de la AMIA y DAIA
Quebracho se presentó en Tribunales

Tal como anunciáramos, en el día de hoy, Fernando Esteche, en representación del MPR QUEBRACHO, se presentó voluntariamente en los Tribunales de Comodoro Py, ante el Juzgado Federal nº 4, del juez Lijo, para ponerse a disposición del magistrado y para aportar elementos esclarecedores respecto de las absurdas y malintencionadas acusaciones y denuncias presentadas por los titulares de la AMIA y la DAIA, Jorge Kirszenbaum y Luis Grynwald respectivamente, en ese mismo juzgado.

Diversas organizaciones populares, políticas y de derechos humanos, y personalidades representativas de diferentes comunidades de nuestro país, acompañaron a Esteche en su presentación.

Frente a esta campaña del sionismo de acusar a todos aquellos que se oponen a las políticas genocidas del Estado de Israel y se solidarizan con los pueblos agredidos por las mismas, tanto el escrito presentado ante el juez, como la importante y amplia representatividad de quienes respaldan esta presentanción, constituyen una saludable y necesaria respuesta contra la prepotencia imperialista disfrazada de víctima.

A continuación reproducimos la declaración suscripta en esta oportunidad (en un posterior envío remitiremos el escrito judicial entregado al juez):

Los abajo firmantes, manifestamos nuestra más alta preocupación por las campañas de acusación a ciertas organizaciones del campo popular, de derechos humanos, estudiantiles y de periodistas, que se las pretende tildar de fascistas o antisemitas por haber sido parte del masivo y enérgico repudio que en nuestro país generó la irrupción de la guerra que el Estado de Israel llevara y lleva actualmente contra el pueblo palestino, contra El Líbano y contra demás países vecinos.

Entendemos que es sumamente peligrosa la actitud de pretender confundir el repudio a las acciones políticas de un Estado, con algún atisbo de discriminación religiosa, situación que ha sido propiciada por sectores pro israelíes, tales como los representantes de DAIA y AMIA o el propio Embajador de Israel en Argentina. Estos, pretendiendo mimetizarse dentro de la comunidad religiosa han dicho sentirse agredidos tanto por manifestaciones en la sede de la Embajada de Israel, por programas periodísticos en los que se hiciera una lectura condenatoria de la guerra, por la existencia de afiches en contra de la guerra y sus crímenes, o en el marco de manifestaciones de solidaridad a la Embajada de Irán, país que también ha sido agredido y amenazado por aquel Estado.

Por lo expuesto, rechazamos la estrategia de mezclar el repudio político a un Estado agresor con su posición religiosa, ya que tal confusión impediría cualquier reproche al mismo. Aclaramos que quienes firmamos esta preocupación somos parte de distintos credos religiosos sin que ello nos impida sostener una idéntica preocupación por el belicismo y los crímenes cometidos en el marco de esta guerra contra los pueblos de Palestina, Líbano, y las agresiones a Irán y Siria.

FIRMAN Y ADHIEREN LAS SIGUIENTES PERSONALIDADES Y ORGANIZACIONES:

Herman Schiller, Movimiento Judío por los Derechos Humanos
Sheij Abdala Madani, Asociación Islámica Argentina
Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA)
Jorge Beinstein, director de la revista Enfoques Críticos
Sheij Abdul Karim Paz, Organización Islámica Argentina
Yusuf Jalil, Organización Islámica Argentina
Graciela Rosenblum, Liga Argentina por los Derechos del Hombre
Rosa Galestok y Liliana Mazea, FIDELA
Ramiro Gueber y Daniel Stragá, CORREPI
Adriana Calvo, Asociación Ex Detenidos Desaparecidos
Susana Pérez Miguel, Comité de Acción Jurídica
Doctora Domínguez, LIBERPUEBLO
Ángel Croni, Comisión de DD.HH. de uruguayos en Argentina
Fernanda Pereira, Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos
Aurora Tumani Schuili Penelón, CTA
Yesica Pelayo, Presidenta Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNLP
Pablo Forio y Alejandro Geier, Pte. y Vicepte. Federación Universitaria de la Plata
Valentina Fernández, Consejera Superior UNLP
SUTEBA La Plata
Esteban Senestraro, Secretario General del Centro de Estudiantes del Instituto Joaquín V. González
Roberto Perdía, Organizaciones Libres del Pueblo
Agrupación Domingo Mena
MTR Santucho
Siguen las firmas....


EXTRACTO DE LA PRESENTACIÓN ESPONTÁNEA DE FERNANDO ESTECHE EN TRIBUNALES


Reproducimos a continuación un extracto del texto de la presentación espontánea de Fernando Esteche en los Tribunales de Comodoro Py, Ciudad de Bs. As., en el juzgado Federal nº 4, del juez Lijo, ante las denuncias realizadas por Jorge Kirszenbaum y Luis Grynwald, en calidad de presidentes de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), contra Fernando Esteche “y el resto de los miembros del grupo ‘Quebracho’ que se encontraban el 23 de agosto de 2006 en las inmediaciones de la sede diplomática iraní de Buenos Aires”:

"Por distintos medios de comunicación hemos tenido información fehaciente de que, con fecha 1 de setiembre de 2006, los señores Jorge Kirszenbaum y Luis Grynwald, en calidad de presidentes de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), respectivamente, han interpuesto denuncia contra Fernando Esteche “y el resto de los miembros del grupo ‘Quebracho’ que se encontraban el 23 de agosto de 2006 en las inmediaciones de la sede diplomática iraní de Buenos Aires”. Motiva la presente el derecho que tienen los imputados a aclarar los hechos antes que se promuevan las investigaciones.

Como es de su conocimiento, desde los últimos días de Julio el estado de Israel atacó e invadió a su vecino la república del Líbano, en el marco del conflicto histórico que lo enfrenta con las poblaciones y los estados del llamado Medio Oriente. En este caso particular, la confrontación, que se había iniciado con la previa invasión del estado Palestino y el secuestro de parte de sus autoridades, habría tenido como objeto la organización Hezbolá, el partido más votado en las últimas elecciones legislativas libanesas.

Las prácticas que llevó adelante el estado israelí durante esa agresión al pueblo libanés no son el objeto de esta presentación, pero al solo efecto de servir de marco a los hechos que mencionaremos bástenos mencionar, además de la evidente violación de las normas internacionales que representa la agresión misma, un informe de Amnesty Internacional donde esta organización con sede en Londres, aseguró que entre el 12 de julio y el 14 de agosto, Israel cometió más de siete mil ataques aéreos y otros dos mil quinientos bombardeos... estos ataques causaron la muerte de más de mil cien personas, de los cuales un tercio eran niños, además de causar más de cuatro mil heridos y 970 mil desplazados, lo que constituye la cuarta parte de la población local. También podría mencionarse la declaración del Secretario General de la Naciones Unidas, Kofi Annan, denunciando la utilización, por parte del ejército israelí, de bombas de fragmentación". (...)

"Es en este contexto que en nuestro país, en distintas ciudades y en diferentes ámbitos, se sucedieron manifestaciones de repudio a lo que muchos no dudamos en calificar como acciones terroristas y genocidas llevadas adelante por el estado de Israel.

Estas manifestaciones de las que nuestra organización formó parte, contaron con al participación de miles de compatriotas, enrolados en las más diversas organizaciones, ya fueran sociales, políticas, de derechos humanos, profesionales, etc. En todas ellas, reiteramos, el repudio fue explícito contra las acciones del estado de Israel, y en solidaridad con los pueblos atacados por éste. Adjuntaremos las solicitadas promovidas por las organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y de derechos humanos denunciando el genocidio y el terrorismo de Estado de Israel en el Líbano y Palestina". (...)

"Es pertinente mencionar aquí, también, que los días 6 y 7 de agosto una delegación de dirigentes de la comunidad judía argentina, encabezados por Luis Grynwald (AMIA), Jorge Kirszenbaum (DAIA), acompañados por Abraham Szwarc y miembros de la Organización Sionista Mundial (OSA), se entrevistó con las autoridades del Parlamento israelí, con el presidente de Israel, Moshé Katzav, con la canciller Tzipi Livni y con Ehud Olmert, primer ministro de ese país. Los encuentros fueron ’–entre otros puntos– para manifestar apoyo y solidaridad con Israel’". (...)

"Ahora bien, en ese contexto de crisis provocada por los resultados de la aventura guerrerista del estado israelí y aplaudida por estos dirigentes comunitarios, cuando la situación en el Líbano ya se descomprimía y las partes acordaban aceptar la intervención de una fuerza de paz de la ONU y cuando todos las lecturas acordaban en destacar el papel político central de la organización Hezbolá (hasta el punto de que el secretario de la ONU anuncia en estos días aceptar un pedido de mediación de “ambas partes”, Israel y Hezbolá); cuando, por otra parte, escalaban a la primera plana la decisión del gobierno de Irán de seguir adelante con su programa de desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos y las amenazas del gobierno de EEUU contra ese país, ocurren los hechos que motivan estas presentaciones". (...)

"En ese contexto, la convocatoria del Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho, tuvo por objetivo la solidaridad expresa en la sede de representación de un estado que, sin ser parte explícita del conflicto hoy desatado y aún vigente de Medio Oriente, viene siendo sistemáticamente agredido e inculpado, por no decir que amenazado tanto por la potencia de Israel, como por la potencia de Estados Unidos. Ese fue, como lo expresamos en el lugar, nuestro objetivo y lo consideramos dignamente cumplido. No nos afectan las consideraciones interesadas y tendenciosas de quienes apostaron todo a una política guerrerista, agresiva, terrorista y genocida y ahora buscan colocarse en el lugar de los ofendidos y víctimas para disimular no sólo su derrota sino el hecho de haber enlodado la dignidad de quienes dicen representar". (...)

"Esta dirigencia que eligió ser cómplice de quienes, de existir justicia, deberían terminar condenados por crímenes de guerra, ha desatado una miserable campaña contra nuestra organización y sus miembros acusándonos de cosa tales como terrorismo, antisemitismo, antijudaismo, fascismo, etc... Sólo por reflexionar, nos detendremos en algunas de las expresiones que los dirigentes de las entidades israelitas en Argentina han mencionado acerca de nuestra fuerza. Expresiones tales como las del Dr. Toker, Secretario General de la DAIA, quien refiriéndose a Quebracho, sostuvo que éste es un grupo antisemita, amén de manifestar que ’este grupo es una organización terrorista porque se tapan la cara, se esconden, van con palos...’ creemos que marcan la política de estigmatización que han sembrado dentro de nuestro país. Más áun, dejan en evidencia estas palabras cuando manifiesta que: ’nuestra entidad como sectores de la comunidad árabe luchamos para no trasladar el conflicto de medio oriente a nuestro país, pero los salvajes, los extremistas, quieren hacerlo para canalizar su odio anti judío a través de estas manifestaciones que son realmente bárbaras...’.

Señoría, nada más alejado de la verdad y anda más cercano al agravio en estas expresiones. Ni los miembros de nuestra organización somos salvajes o bárbaros (calificativo por demás repudiable por cierto), ni mucho menos terroristas, como este Sr. dice. Además, sería ridículo sostener que somos nosotros quienes hemos trasladado el conflicto de Medio Oriente a nuestro país. Salvo, claro, que se nos quiera ver como los artífices de las multitudinarias movilizaciones de repudio a la aplicación del terrorismo de estado de Israel, tal como rezaban las pancartas que encabezaban dichas actividades, acordadas por infinidad de organizaciones políticas, sociales, organismos de derechos humanos, etc. No somos quienes nos hemos opuesto una y otra vez a la guerra quienes podemos ser caracterizados de terroristas, mientras que, debemos decir, las prácticas desarrolladas por aquel estado que el Dr Toker defiende, incluida la legalización de la tortura, el confinamiento de menores dentro de prisiones asimilables a campos de concentración, más las prácticas ya mencionadas y repudiables en el marco de las actuales agresiones a los países vecinos, se le acercan bastante.

Nos parecen, en este sentido, de gran valor las siguientes reflexiones aparecidas el mismo 20 de julio en el citado Clarín: ’Sin arrogarse la representación de nadie, Eduardo Nachman repudia ’la política del Estado de Israel, que implementa los métodos que dice combatir’ ... Y advierte: ’Es muy peligroso confundir antisemitismo con estar en contra de las autoridades del gobierno israelí, o confundir ser judío con ser israelí’’.

En ese sentido, nos arrogamos el derecho de hacer una breve caracterización de nuestra organización, sobre todo dando respuesta a la insistente acusación de una práctica o posicionamiento antisemita o antijudío.

Nuestra organización, ni por sus prácticas, ni por sus posicionamientos ideológicos, ha manifestado jamás ningún tipo de prejuicio contra gente de cualquier tipo de profesión religiosa. Y esto, atendiendo a que dentro de nuestra fuerza, conviven cientos de compañeros de las más diversas creencias, (entre ellos miembros de la religión judía), pero además compañeros procedentes de distintas tradiciones culturales y nacionales; siendo nuestro único punto de comunión, una idéntica concepción acerca de la naturaleza de nuestra sociedad, acerca de la condición de las injusticias que existen en su seno y acerca de la necesidad de operar las transformaciones proclives a construir un país inclusivo desde lo político, lo económico, lo social y lo cultural para todos aquellos que lo habitamos.

Más aún, es justamente ese tipo de concepciones, en torno a la necesidad de construir una sociedad más justa, la que nos lleva asimismo a tener como pilar fundamental el de la indispensable solidaridad que debe existir entre los pueblos. Por eso, sostenemos con vehemencia que no debemos apoyar cómplicemente ningún tipo opresión del hombre por el hombre, propiciando la libre expresión de los pueblos, el ejercicio de su soberanía y la construcción de su destino. Esto que parece una verdad evidente, lamentablemente no es frecuente en el marco del contexto mundial, donde Ud sabe, las agresiones bélicas por el dominio del mundo, de los resortes de poder y, sobre todo, de los recursos naturales, arrasan con poblaciones enteras, devastan territorios y convierten a la condición humana en víctima de su propia crueldad. Sobran ejemplos de esto que le mencionamos, y casualmente, la zona del Medio Oriente, ha tenido la desdicha de aportar demasiado sufrimiento en este sentido. No es necesario Señoría, que nosotros le traigamos a la memoria la triste experiencia de Irak, un país invadido y destrozado, sumido en una espiral de violencia donde el grueso de las víctimas son, como siempre, los civiles.

Tampoco, señoría, necesitamos recordarle la existencia de espacios horrorosos de tortura y confinamiento, como el caso de Guantánamo, donde son arrojados sin ningún tipo de garantía o proceso, todos aquellos identificados con las resistencias de los pueblos oprimidos, causal y especialmente los estigmatizados con el mote de islámicos o pro islámicos, y donde las vejaciones a la condición humana tocan límites inimaginables.

De esto hablamos Señoría, cuando le decimos que nos definimos por la solidaridad con los pueblos agredidos y atacados por las políticas del imperialismo. Hemos, en reiteradas veces, manifestado nuestro repudio a la guerra de Irak. De igual modo que hemos manifestado la solidaridad con la república hermana de Venezuela, cuando fuera atacada, víctima de un promovido golpe de Estado. O de la misma manera que somos solidarios con la República de Cuba, luchando por el levantamiento del bloqueo y el reconocimiento institucional de la isla. De ese mismo modo, Señoría, es que junto a miles de compatriotas, hemos definido desde el momento en que se iniciaron los enfrentamientos bélicos en el marco de la guerra que inicialmente fue contra Palestina, y que después se extendió a Líbano y que amenazó con propagarse para el resto de los países vecinos, la solidaridad con los pueblos agredidos de aquellos estados, que debieron soportar, y aún lo hacen hoy algunos de ellos, los atropellos causados por una potencia militar como Israel, acusada por las propias autoridades de la ONU de haber violado las mismas leyes de guerra.

Señoría, nosotros hubiéramos sido solidarios con ellos, con los pueblos atacados, con o sin declaraciones de Kofi Annan al respecto, porque la sola evidencia de más de un millar de muertos civiles, las imágenes de ciudades arrasadas, de infraestructura devastada y de países que han sido arruinados, nos hubiera hecho estar indiscutiblemente del lado de los agredidos. Pero, por si la evidencia que a ojos vistas es suficiente, los mismos funcionarios de la ONU (organismo que no ha brillado por ser ecuánime en la búsqueda de resoluciones de los conflictos de la zona) dejan en evidencia el uso de armas prohibidas, amén del bombardeo y asesinato de sus hombres en el campo de guerra, así como del desprecio por el cumplimiento del alto al fuego. Esto, sin mencionar que en Palestina siguen en pie las hostilidades, y prácticamente todo el parlamento democráticamente elegido, ha sido tomado prisionero por parte del estado de Israel.

Por eso, Señoría, se nos hace imperioso volver a dejar en claro un punto esencial. Referente a nuestra caracterización como parte de una organización antisemita, señoría, debemos decir que hasta aquí, nada de lo mencionado entendemos que tiene una lógica de análisis que no sea la del conflicto geopolítico entre estados, donde además hay que eventualmente incorporar al análisis, el rol que las resistencias y las organizaciones populares al interior de los estados atacados ha jugado en el seno de la defensa de la soberanía. Lo repetimos, hasta acá, hablamos de política. En ningún momento, hemos hecho referencia a la cuestión religiosa, y eso tiene que ver, en que no encontramos en la cuestión religiosa ningún fundamento que explique este conflicto. Del mismo modo, cada vez que nos hemos manifestado en nuestro país, no ha sido por una adhesión religiosa, sino que ha sido en los términos estrictos de la solidaridad política con los pueblos agredidos y en el repudio taxativo de los estados agresores.

Por eso, nosotros condenamos y repudiamos el accionar del estado de Israel, sostenemos como durante muchos años lo ha hecho la ONU que el sionismo es una ideología racista, creemos que dada la génesis histórica del estado de Israel, las indefiniciones sobre sus fronteras, sus políticas poblacionales semejantes a las del tristemente recordado apartheid y sus prácticas de carácter colonialista, su existencia en los términos actuales y en los términos que defiende la ideología sionista es pasible de un legítimo debate político, y no vemos cómo todo esto puede significar, por ejemplo, ninguna discriminación hacia nuestros compatriotas de la comunidad judía argentina ni a ninguna expresión religiosa o étnica.

Sí creemos que algunos intereses políticos nacionales e internacionales son incompatibles con los intereses de nuestro pueblo y nuestra patria, y a ellos nos enfrentamos. Hemos sido agredidos y reprimidos más de una vez por nuestra coherencia en esa conducta y estamos comprometidos a no permitir que eso ocurra impunemente; nuestra dignidad de argentinos, nuestro compromiso con la heroica historia de nuestro pueblo, no nos lo permite. En ese marco, sólo los hipócritas que aplauden las bombas de racimo ’en defensa de la Paz’, que defienden la inmoral teoría de que los bombardeos de Israel se justifican porque Hezbolá (es decir una organización popular que, como ya dijimos, ganó las últimas elecciones legislativas) se esconde entre la población, que creen que la solución a algún problema puede estar en el ’aplanamiento’ de las aldeas y en que los ministros y diputados de la Autoridad Nacional Palestina son prisioneros y los soldados de las Fuerzas de Defensa Israelíes ’secuestrados’, se pueden sentir agredidos o amenazados. Nuestra intención nunca fue agredir a nadie sino simplemente, como ya dijimos, solidarizarnos en la defensa del territorio de un país amigo de la Argentina aparte del buen nombre y honor de todos los argentinos que no defienden otro interés que el de nuestro pueblo y nuestra patria, y que, justamente, no aceptan aparecer como agresores de otros pueblos.

Como verá, Señor Juez, el trasfondo y los hechos mismos a los que referimos son de carácter político e involucran cuestiones de política internacional junto a mezquinas ’internas’ de funcionarios políticos de organizaciones públicas de nuestro país. Creemos un serio error y un camino sin retorno para las libertades públicas y democráticas la judicialización de la confrontación política y lo exhortamos a rechazar a quienes pretenden valerse del sistema judicial como herramienta de operatorias políticas y de persecución de quienes militan no sólo otra ideología y otra política, sino otra moral.

Sin desmedro de todo ello, creemos que la actitud de los dirigentes de determinadas organizaciones de la comunidad judía, como los sres. Kirszenbaum y Grynwald, Julio Toker, Silvio Rossjansky y otros que han hecho acusaciones y calificaciones sobre nosotros, afecta y daña no solamente a nuestra organización y a sus miembros, sino a muchos argentinos y al conjunto de nuestra sociedad que se ve amenazada por actitudes de los mismos pasibles de ser encuadradas en tipos penales. Mención aparte y destacada merece el grupo de personas indeterminadas y hasta ahora anónimas que convocó al fallido ataque a la embajada.

Consideramos, entonces, que la conducta de estos individuos debe ser investigada en términos de los artículos penales que se considere oportuno, pero manifestando nuestra más alta preocupación por el permanente sentimiento de persecución, estigmatización y discriminación de nuestra identidad (tildándonos de bárbaros, salvajes o peor aún, de terroristas).

Asimismo, entendemos que la denuncia que motiva esta presentación espontánea, llevada a cabo por los Sres Kirszenbaum y Grynwald, Julio Toker, Silvio Rossjansky y otros, linda con la intimidación pública, promoviendo la investigación de falaces delitos no cometidos, con el mero fin de amedrentar a quienes le son críticos. Esto debe ser tenido en cuenta dentro del contexto más amplio dentro del cual fuera denunciado como parte o adherente de un partido libanés un periodista de canal 7, o en el marco de la reunión que los titulares de las entidades AMIA y DAIA mantuvieron con las autoridades de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, para cuestionar la existencia de afiches contrarios a la postura de Israel en la guerra. Todas estas acciones intimidatorias respecto a la existencia de un estado de libre crítica y disenso, deben ser consideradas en el contexto de las relaciones de poder que la investidura de sus entidades les otorga, por no mencionar el caso de las intromisiones del Embajador de Israel en la Argentina, quien ha hecho abuso de las potestades de su representación diplomática en pos de una actitud persecutoria contra quienes no le fueron condescendientes. En ese marco, Señoría, entendemos que la actual denuncia en nuestra contra, debe ser tenida dentro de una política difamatoria y agraviante que involucra ya no sólo a nuestra organización, sino a diversos sectores de la comunidad nacional".

MPR-QUEBRACHO
www.quebracho.org.ar
quebracho@quebracho.org.ar

Para comunicarse hacerlo al 15 5936-4301 al 03, y al 15 5610-9563

. Comunicados
. . Carta abierta de los trabajadores en lucha de la editorial Perfil
. . Se buscan datos sobre Lucía Lescano, desaparecida el 20 de febrero de 2007
. . Pueblo o Petroleras – Patriotas o Traidores
. . Presentación en tribunales y conferencia de prensa
. . Quebracho convoca a Movilización a la Embajada de Irsael
. Ir a la sección: Comunicados

Investigaciones Rodolfo Walsh