Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Oriente Medio





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (La astucia de Irán y la ineptitud de EEUU)

 Generar una versión PDF de: (La astucia de Irán y la ineptitud de EEUU)



Visión de articulista del «Financial Times»
La astucia de Irán y la ineptitud de EEUU
Por Philip Stephens
Publicado digitalmente: 31 de agosto de 2006

Independientemente de cualquier otra cosa que se pueda decir sobre el régimen iraní, él jugó sus cartas con gran habilidad. La respuesta calculadamente dudosa dada la semana pasada a la exigencia internacional de que suspenda sus actividades nucleares no llegó a ser inesperada. A pesar de eso, parece probable que ella divida al Consejo de Seguridad de la ONU.

Después de horas incontables negociando con sus colegas iraníes, representantes europeos hablan de un proceso profundamente frustrante. Los iraníes juegan según sus propias reglas. En la mayor parte de las negociaciones internacionales, dicen los diplomáticos, una vez que se llega a un acuerdo sobre las cuestiones de principio, los detalles pueden ser dejados para más tarde. Pero no es así que las cosas se hacen con Teherán. Todo precisa ser definido con precisión. Si no, como dice un diplomático, "usted compra el auto y, más tarde, descubre que precisa pagar más si quiere las ruedas también".

Algunas veces el equipo negociador de Irán, encabezado por Ali Larijani, simplemente rasga la pauta de negociaciones. Larijani presentó su reunión del mes pasado con el director de política externa de la Unión Europea, Javier Solana, como una tentativa de esclarecer puntos relativos a los incentivos ofrecidos por Occidente a cambio de la suspensión del enriquecimiento de uranio por Irán. Pero terminó dedicando toda la sesión a las críticas a las motivaciones de EEUU.

Dejando de lado los aspectos tácticos, los iraníes son hábiles para explotar las debilidades estratégicas de sus adversarios. Primero fueron las divergencias entre EEUUA y Europa; más recientemente, el abismo entre los gobiernos occidentales, de un lado, y Rusia y China del otro.

Otra perspectiva

El poco caso con que Irán viene tratando el Tratado de No-Proliferación Nuclear (NPT) fue bien documentado por la Agencia Internacional de Energía Atómica. A pesar de toda su insistencia en forzar un enfrentamiento con Teherán, Rusia y China nunca cuestionaron que Irán viene desarrollando un programa de armas ilícito.

Pero Teherán ha conseguido, en varios momentos, formular el argumento desde otra perspectiva. La cuestión se convierte, entonces, no en violaciones del TNP, sino en derecho soberano de todos los signatarios del tratado de desarrollar tecnología nuclear para fines pacíficos. Ese tema encuentra gran repercusión junto a los países no-alineados.

Washington ha estado facilitado el trabajo de Teherán. Prácticamente todo lo que la administración Bush viene haciendo en Oriente Medio, desde el eje del mal en adelante, ha beneficiado a Irán de una manera o de otra. El efecto demostrativo que hubiera tenido el derrocamiento de Saddam Hussein, dice un neoconservador americano, junto con el establecimiento de una democracia en Irak, aislaría y debilitaría al régimen iraní.

Pero las cosas no se dieron exactamente así. El cambio en el equilibrio de poder en la región está bien documentado en un informe del instituto Chatham House, de Londres, según el cual Irán viene siendo el principal beneficiado de la guerra al terror desarrollada por EEUU.

Washington también viene siendo perjudicado por la confusión en torno de sus metas. En un primer momento, EEUU rechazaron negociaciones. Esa política fue cambiada a principio de año, cuando la administración declaró que participaría de las conversaciones, si Irán suspendiese el enriquecimiento. Pero las intenciones de EEUU continúan neblinosas. El presidente George W. Bush ya dijo a al menos un líder europeo que no tiene certeza de que estuvo acertado al cambiar el rumbo.

Esa indefinición permite a los iraníes afirmar que las negociaciones no pasan de estratagema -que el objetivo real continúa siendo un cambio de régimen. Los halcones en Washington concuerdan. Eso vuelve mucho más difícil para EEUU conseguir el apoyo de China y de países no-alineados poderosos como India y África del Sur.

También hay confusión en torno de la inminencia de la amenaza. La mejor estimativa de las agencias de inteligencia americanas y otras parece ser la de que todavía faltan cinco años o más para que Irán pueda producir un arma nuclear. Pero, mientras algunos sugieren que su programa de enriquecimiento de uranio llevará a Irán a cruzar el límite técnico crucial en poco tiempo, otros dicen que los científicos iraníes trabajan con tecnología de los años 50.

Astúcia

Nada de lo que fue dicho arriba -y se podría agregar a la lista de los obstáculos auto-impuestos por Washington una actitud selectiva en relación a la implementación del NPT- vuelve correcto o sensato para Irán desarrollar la capacidad de producir armas nucleares. El presidente Mahmoud Ahmadinejad no es el tipo de líder que se desearía armado con misiles nucleares. La astucia de la diplomacia de Teherán y la ineptitud de Washington hace tiempo obscurecen la naturaleza del régimen iraní actual.

Un Irán dotado de arma nuclear seria negativo para todos, inclusive Teherán. La historia y la geografía imponen preocupaciones reales de seguridad a Irán. Pero no hay nada para ganar que no pueda ser obtenido mejor con arreglos de seguridad regional fuertes e integración con la comunidad internacional -y hay mucho para perder.

Philip Stephens


Traducción: Erika Alonso
Versión original del artículo (en inglés):
http://www.ft.com/cms/s/52536060-3398-11db-981f-0000779e2340.html

. Oriente Medio
. . Turquía prepara acciones militares en el norte de Irak
. . Palestinos liberados llegan a Cisjodania
. . Talibanes secuestran surcoreanos y alemanes en Afganistan
. . Estados Unidos pide a Europa que envíe más tropas a Afganistán
. . Irán no detendrá su plan nuclear pese a las sanciones de la ONU
. Ir a la sección: Oriente Medio

Investigaciones Rodolfo Walsh