Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Fukuyama critica los fracasos que su teoría inspiró)

 Generar una versión PDF de: (Fukuyama critica los fracasos que su teoría inspiró)


ARTÍCULOS AFINES

 La teoría de los doxósofos


Francis Fukuyama,
Francis Fukuyama, "filósofo" inspirador del presidente George W. Bush.

Entrevista a Francis Fukuyama: intuye un naufragio y se quiere bajar.
Fukuyama critica los fracasos que su teoría inspiró
Traducción de la Folha de Sâo Paulo y Comentario IRW
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 23 de agosto de 2006

Comentario IRW
Traducción de entrevista de la “Folha de São Paulo

Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh'Comentario IRW



Esta nueva aparición del gurú del neo liberalismo, ahora en su versión crítica de los principios que enunciara dando sustento al “pensamiento único” que pugna por imponerse en todo el mundo, ilustra a través de la siguiente entrevista la dificultad que se presenta al intentar encajar en la realidad los concepto y anhelos imperiales.

Después de “El fin de la historia”, de su participación en el “Proyecto para el Nuevo Siglo Americano” se desmarca de los “neocon” centrando su discrepancia en el unilateralismo exacerbado de la política estadounidense y en su accionar en Medio Oriente.

Nos recuerda el dicho popular que sustenta que cuando la nave parece naufragar, las primeras que huyen son las ratas.

El Equipo

"EEUU cometió en el Líbano el mismo error que en Irak", dice el filósofo.


Folha de São Paulo, Sección: Mundo
Por Carolina Vila-Nova
22 de agosto de 2006 02:35

Al retardar un posicionamiento sobre la guerra en el Líbano, el gobierno del presidente George W. Bush incurrió en el mismo error de cálculo que cometió en Irak: imaginó que, ganando tiempo, Israel destruiría a Hizbollá y así resolvería militarmente un problema político. Ahora ambos, Israel y EUA, se ven delante de una situación de fracaso frente a un oponente militarmente inferior.

El análisis es del célebre filósofo americano Francis Fukuyama, un de los padres del neoconservadurismo que se volvió contra muchos de los preceptos que defendía. A seguir partes de su entrevista a la Folha de Sao Paulo.

Folha de São Paulo - Depués del fracaso americano en Irak, ¿es todavía razonable defender una acción unilateral y preventiva en la escena internacional?

Francis Fukuyama - Parte del argumento de mi libro es que eso ya no era lo correcto desde el principio. Pero lo que sucedió en Irak reforzó el hecho de que aún para una única superpotencia mundial es difícil usar su poder de modo eficaz para alcanzar los fines políticos que desea. Los EUA son tanto más poderosos en términos militares, económicos y políticos que cualquier otro país y aún así no consiguen controlar los resultados políticos en ese pequeño país. De cierta forma, la guerra en el Líbano es un ejemplo más de eso. Israel obviamente tiene una superioridad militar sobre todos sus vecinos pero no consigue controlar los eventos en esa pequeña franja de territorio de algunas decenas de kilómetros en su frontera.

Folha de São Paulo - Ese fracaso y el consecuente aumento del antiamericanismo, ¿exige una revisión de los principios de políticas externas de Bush?

Fukuyama - Sí, y es precisamente la razón por la que escribí este libro. U.S.A. necesita de un tipo bastante distinto de política externa. Muchos de los pensadores neoconservadores cuyas ideas fueron importantes para el gobierno Bush tenían la idea de que los E.E.U.U. utilizarían su poder de manera benévola para lidiar con el terrorismo, las armas de destrucción masiva y las violaciones de los derechos humanos y que serían vistos con legitimidad por el resto del sistema internacional exactamente a pesar de que las personas inicialmente no concordasen con su política. Y ahora parece bien claro que eso no funciona así, que la gente no legitima el uso que los E.E.U.U. hacen del poder. Por otra parte, este poder se ejerce de forma poco competente, por lo tanto después es muy difícil decir “confien en los EEUU para ocuparse de este problema” si los EEUU han tenido tantos problemas para ejecutar y para alcanzar los objetivos que se proponen.

Folhia de São Paulo - Qué es lo que estuvo errado en Irak? Los EUA ¿había sido excesivamente optimistas en la idea de que podrían cambiar un régimen por la vía militar?

Fukuyama - Es una variedad de cosas. El concepto propio de la guerra no era el correcto, y aún con una mejor ejecución, no considero que habrían tenido éxito porque las condiciones para la estabilidad, mucho menos para la democracia, no existían en ese país. Tenía diferencias étnicas y religiosas muy serias, arrastraban toda la herencia del régimen totalitario que dejó al país sin una elite política que pudiera administrar una transición hacia un nuevo tipo de gobierno. Pero los EUA aumentaron el problema con su carencia total de planear el difícil período de posguerra y eso fue debido a consideraciones extremadamente optimistas. Al argumentar a favor de la guerra, se habían tenido en cuenta todas las evaluaciones más pesimistas del programa iraquí de armas de destrucción masiva y de la probabilidad de Irak representar un gran peligro a los EUA y a la región, pero cuando planearon la posguerra se hicieron proyecciones de las más optimistas. Y las dos cosas están relacionadas porque el gobierno intentaba persuadir a la gente con la discusión de que sería suficientemente barato y fácil y no deseaba confrontar con la posibilidad de que fuese difícil y largo porque entonces sería mucho más difícil persuadirla.

Folha de São Paulo - ¿Cuál es el problema de vincular cambios de regímenes con el antiterrorismo como parte de una estrategia de seguridad como hace el gobierno Bush?

Fukuyama - No es una política ridícula por sí misma. En Afganistán, derribó al régimen talibán en respuesta a los atentados del 11 de septiembre y no pienso que nadie discutiría que esto fuera ilegítimo o una respuesta inapropiada al desafío que se presentó. Pero pienso que el cambio de régimen con el objetivo para interrumpir la proliferación nuclear, por ejemplo, es muy problemático porque es muy difícil de cambiar regímenes por la vía militar. Sin promover un alternativa estable usted realmente no resuelve el problema. Por eso es que en el caso de Corea del Norte y de Irán el gobierno ni siquiera indicó que podría hacer uso del poder militar.

Folha de São Paulo - Irán tiene que contestar mañana [hoy] si acepta el paquete de incentivos de la comunidad internacional o si continúa su programa nuclear. Ud. considera improbable que los EUA entren en una guerra preventiva contra Irán y también el remarca la ineficacia de las sanciones contra Irak. ¿Cuál sería la salida?

Fukuyama - Infelizmente, no estoy seguro de que exista una buena salida. Algunas personas esperan que sea posible cambiar el régimen sin una guerra, por medio del uso de grupos disidentes o pro-democracia, pero en la situación actual ésto no tendría mucho éxito. El gobierno Bush no es exactamente muy entusiástico con la idea de comenzar una operación militar contra Irán. Esperaban que la guerra en el Líbano castigaría a Hezbollá y frenaría así a los iraníes, pero ésto no funcionó. Una posibilidad es simplemente continuar con este juego, intentar mantener vivo algún tipo de proceso político y esperar una eventual caída del régimen.

Folha de São Paulo - Los EUA y la ONU fueron criticados por no haber actuado más rápidamente en lo referente al Líbano. ¿Habrían podido actuar antes, y como?

Fukuyama - El gobierno americano habría podido actuar antes, pero no lo deseó porque quiso dar a Israel tiempo suficiente para destruir a Hezbollá. Por lo tanto, frenó deliberadamente el alto el fuego. En parte eso fue en apoyo a Israel pero también se basó en el mismo error intelectual que cometió en Irak, pensar que la acción militar podría resolver el problema político del poder de Hezbollá en el sur y que sería solamente una cuestión del tiempo de modo que el ejército de Israel destruyera la organización y cambiara la relación de fuerzas en el Líbano, lo que no sucedió obviamente. En cuanto a la ONU, no es realmente culpa de ella. El hecho de no tener un alto el fuego hasta el momento era porque no había un acuerdo. Estas cosas requieren que las partes implicadas estén convencidas que no tienen más opciones militares. Y todavía ahora esto no está exactamente claro. Es un alto el fuego frágil y hay varias maneras de imaginarse que la guerra puede recomenzar en cualquier momento porque los israelíes están muy insatisfechos con los resultados, Hezbollá fue alcanzado pero no derrotado y es muy difícil que esa fuerza internacional de la paz tenga poder suficiente para obtener una estabilidad de largo plazo.

Folha de São Paulo - Ud. dice que la amenaza más grande en el tema del radicalismo islámico no está en Oriente Medio, y sí en la juventud alienada y en búsqueda de identidad en lugares como Londres y Madrid. ¿Cómo esta amenaza puede “ser neutralizada”?

Fukuyama - Es una situación difícil. En última instancia, el gran problema es que la mayoría de los países europeos no es muy buena en integrar a la gente y a las comunidades de inmigrantes muy diversas y de diferentes raíces culturales. Eso es algo enraizado culturalmente, hay un sentido de pertenencia que está basado mucho más en lo étnico y en la experiencia histórica compartida en Europa que en otras partes del mundo. Ésta es una cosa que va a depender del trabajo de integración europeo, el dar trabajo a esas personas y hacerlas sentir que forman parte de una sociedad mayor. Por otra parte, han cometido el error de ser excesivamente tolerantes con los grupos extremistas con el argumento de un multilateralismo que tampoco funcionó y que perjudicó la integración. Todo eso es política doméstica.

Folha de São Paulo - ¿Qué balance se puede hacer de la lucha antiterrorista y la protección de los derechos civiles?

Fukuyama - Es difícil contestar a esto en términos abstractos. Los EUA han ido probablemente lejos de más al dar al gobierno poder... en verdad, definitivamente fueron lejos de más, con el abuso de presos, las detenciones sin el proceso debido. Éste es un problema que ocurrió en toda la América latina en los años 70, donde, con la excusa de luchar contra el terrorismo, fueron suspendidas todas los tipos de libertades civiles. Es muy decepcionante que los EUA estén practicando este tipo de comportamiento.

Folha de São Paulo - Ud. dijo que los EUA habían sobrestimado la amenaza del radicalismo islámico. ¿Qué tipo de amenaza eso representa hoy?

Fukuyama - Esa versión del islamismo realmente amenaza una serie de regímenes, como en Egipto, Jordania y en Siria. Un gran problema del cual la gente todavía no tomó conciencia es el aumento del poder chiita. En el golfo pérsico los chiitas son cerca de 60% de la población, e Irak será el primer país árabe en donde ellos tendrán control del gobierno. Esto irá a influir en el equilibrio político entre los sunitas y los chiitas en toda la región. En este momento es difícil prever el resultado que esto tendrá, pero si la violencia sectárea desborda de Irak, lo qué encuentro bastante probable, esto será una fuente importante de inestabilidad.

Folha de São Paulo - ¿Cuál es el dilema americano?

Fukuyama - Tiene la opción entre continuar con este tipo de política unilateral o reconocer los límites de esta tentativa de utilizar el poder militar para rediseñar el mundo y poner mayor énfasis en el uso de instrumentos de la “poder suave” y un tipo de abordaje mas colaborativo de política externa. Ése es el dilema que ahora tenemos.



Traducción: Erika Alonso
Versión original del artículo (en portugués):

PDF - 26.3 KB
Folha de São Paulo
EUA cometeram no Líbano mesmo erro que no Iraque, diz filósofo
Por Carolina Vila-Nova.

Original -en portugués- en el sitio de la Folha de São Paulo

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh