Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones > Peronismo Revolucionario





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Opinión Militante)

 Generar una versión PDF de: (Opinión Militante)





¿Movimientismo, Tendencia Revolucionaria o Alternativismo Independiente?
Opinión Militante
Algunas Consideraciones
Por Marcelo Yaquet
Publicado digitalmente: 23 de junio de 2006

Tal vez sea un pecado desarrollar algunas líneas sin haber leído el material citado. Pero, toda mi militancia y mi vida está llena de pecados. Así que por un pecado más o menos no dejaré de visitar el infierno.

Hablando de infierno, quisiera empezar con esto. El Presidente de la Nación, se ha cansado de decir en círculos pequeños, en actos masivos o frente a los medios ‘que estamos en el infierno’.

El infierno (valga la redundancia): es la miseria, la superexplotación, la desocupación, la marginación, la exclusión, el hambre, las privatizaciones, hectáreas y hectáreas de tierra en manos de extranjeros, el narcotráfico, los chicos de y en la calle, la desnutrición, y otros tantos etc, etc.

Ya se que la idea no es hacer un análisis de la situación objetiva, pero partamos de esta definición del Presidente Néstor Kirchner

Su política frente al pueblo fue plantear que se está en el infierno y que entre todos debemos salir de él, y que si se lo acompaña él estará dispuesto a seguir avanzando en las reformas necesarias para salir del pozo. Que él vino a dar vuelta la página de la historia liberal, que no vino para dejar sus ideales, en la puerta de la Casa Rosada.

Esto significa que de obtener el 22% de los votos, pasó a tener casi el 80% de imagen positiva. (elecciones de por medio: ganando en la provincia de Bs. As., y demás territorios).

Todo esto sustentado, en los nuevos planes sociales, en los bajos aumentos salariales, tanto a los trabajadores como a jubilados, en obras públicas, etc. Y con la “V” de viento, desde esos vientos del sur, trajo a la memoria popular y puso en su lugar la reivindicación de los 30.000 desaparecidos, la masacre de 1956 y de 1955. Y avanza (para algunos lentos o a medias) en una política de estatización paso a paso, (y esto es bueno). Se jugó en el recambio de los ministros, sacando a Lavagña (otro progresista?), y poniendo a las otras dos damas. Se puso al frente en la Cumbre en Mar del Plata y cada vez que, desde el amo del norte, lo trataron de correr del lado de Chávez, el Flaco se puso firme y con cara de pingüino bancó la parada.

No quisiera extenderme en mas ejemplos, porque en cada uno de ellos encontraremos coincidencias. Queda claro, que el que conduce este momento político es el Presidente de la Nación. También queda claro que el destino de nuestro pueblo y de nuestra patria depende de cómo termine este proceso político. Entendiendo al proceso político, no solamente como cuestión nacional, sino como cuestión latinoamericana y mundial. Y en ella hay diversos actores amigos y enemigos, internos y externos. Es decir no depende solamente de un hombre.

El mapa político nacional, cuenta con una derecha dividida, podemos decir que la derecha no tiene recambio. Igualmente ahí anda parte de la partidocracia alfonsinita y duhaldista tratando de reinventar un candidato presidencial.

Por otro lado el nuevo progresismo (el cual es coqueteado por el K) acuerda con la Lilita Carrio. La CTA comulgará con este armado? Esta será la alternativa independentista? ...?

Describiendo un poco mas el tablero político, está la izquierda liberal, ella si repite constantemente la misma historia, juega en contra de los intereses de la patria y del pueblo. También están las organizaciones opositoras, pero con bandera celeste y blanca (ej. Quebracho, Agrp. Martín Fierro) de las cuales lamento no entender su posicionamiento actual. Los grupos de desocupados que fueron mediático, se van cocinando en su propia salsa social y basista.

Otros sectores pueden ser aquellas organización o individualidades que son muy críticos al Kirchnerismo, pero que no llegan a ser opositores. Que entiende que el problema no es ser o no ser Kirhcnerista.

Y ahora venimos nosotros: el Frente para la Victoria. Antes mencionaba que ahí andaba una parte de la partidocracia, porque la otra esta en el Frente para la Victoria, el PJ. Que a su vez la podemos dividir en dos (ejemplifiquemos con la Prov. de Bs. As.): 1) El Gobernador Sola y los intendentes que desde el principio optaron enfrentar a la estructura Duhaldista, 2) los intendentes y estructuras del PJ que se pasaron ayer nomás, reciencito al FpV; pero todos proveniente de la partidocracia liberalmenemista.

Después están las enmarcados en la “transversalidad” “El Kirchnerismo no pejotistas...”, “piqueterismo kirchnerista" o “los movimientos sociales kirchneristas”. Entre las organizaciones mas grandes, en cantidad y representación política, están ustedes, el Movimiento Evita que conduce E. Pérsico, Libres de Sur, la FTV, el Frente Transversal del Edgardo De Petri, Compromiso K.

En esta mismo encuadre hay organizaciones medianas, para denominarlas de alguna manera, ejemplo: Polo Social del Barba Gutiérrez o el Comedor los Pibes de la Boca, etc. Y luego las más pequeñas (muchas veces marginadas por diferentes motivos), ya sean sociales, culturales, territoriales, de desocupados, políticas, etc; como por ejemplo el Movimiento 26 de Julio conducido por la compañera Lily Galeano. Y un sin fin de espacios mas o menos organizados, mas o menos chicos que los mencionados, hacen del mundo organizado del FpV.

Sin olvidarnos de las estructuras sindicales, de los gordos empresariales y de los no tan gordos. La gente de Moyano y parte del CTA.

Es desde esta situación, entendiendo al igual que vos que la historia no se vuelve a calcar sobre esta nueva realidad tal cual, pero si sabiendo que de la historia se aprende, de donde demos pararnos para definir el andar.

Definir a la CTA como portadora de la “Alternativa Independientista”, es ofender aquellas mujeres y hombres que en forma individual como cuadro, o colectiva como organización, optaron por ella. No por menospreciar la dirección de la CTA, el marco político es absolutamente otro. Quiero decir, no existe hoy ninguna expresión de esta posición alternativista en al Argentina, desde una concepción revolucionaria. Ni tampoco se puede desarrollar imaginarios paralelismos, porque el FpV no es hoy el movimiento peronista, ni del `45, ni el de la resistencia, ni el del ’70. Es decir tampoco existe ni tendencia revolucionaria, ni movimiento revolucionario.

Remarco el hoy porque no hay futurología en política, y nada quita que el FpV se pueda transformar en un movimiento de masas, y nada quita que el Presidente Kirchner pueda ser el conductor de ese movimiento de masas. O no.

No estamos en una etapa de resistencia donde, como pueblo vamos para atrás; tampoco estamos en una etapa ofensiva, que como pueblo vamos para adelante. Estamos contragolpeando, saliendo de la etapa defensiva, avanzando en hechos reformistas por parte del gobierno, que son pasos hacia delante; recuperando parte de lo perdido, y avanzando aceleradamente en el campo ideológico del pueblo, no de ‘doña rosa’ como mujer individual, sino como conciencia política colectiva de pueblo. Y esto es bueno.

El enemigo nos destruyó militarmente del ’74 al ’83. Del ’83 al ’89 no supimos, no pudimos dar respuesta en lo político y volvimos a perder, pero esta vez políticamente. Del `89 al ’94 nos destruyeron ideológicamente, privatizaciones mediante, pizza y champagne menemista.

Del santiagazo hacia delante empezamos a resistir, con coraje y dignidad, apostando a la ingobernabilidad y a la reserva moral de los mejores hijos de la Patria.

Cada contragolpe actual es un avance, hay que acompañar cada uno de ellos, apuntalarlos para profundizarlos en el camino de la liberación nacional y social.

No es un problema de bandera la liberación nacional y la justicia social, sino un hecho concreto, programas, lucha de masas, pueblo en la calle, militancia, confrontación con los enemigos, cambio de las correlaciones de fuerza. Es desde aquí y solamente desde aquí, desde donde podemos añorar transitar un proceso revolucionario que no será setentista, será como la historia lo estampe.

Si creo, que en la Argentina hay que fundar una política revolucionaria, honesta, humanista, que se nutre desde diferentes expresiones históricas de nuestro pueblo latinoamericano (nacionalismo revolucionario, cristianismo revolucionario, marxismo revolucionario). Una política revolucionaria que desparrame gestos de hermandad entre las organizaciones.

Muchas de las fuerzas políticas que adoptaron uno u otro posicionamiento en la década del `70, dentro o fuera del peronismo, practicaban la solidaridad de fuerza a fuerza; bien sabemos que hoy (salvo honrosas excepciones) nos mesquinamos planes, alimentos; y muchos de estos son utilizados como prebenda en la construcción política diaria y acá si no hay diferencia entre movimientos “oficialistas y opositores”. (Igualmente este tema el de los planes - $150 - es para otra discusión)

No tolero, y esto puede ser una limitación propia, desconocer a todos aquellos que pasaron a cobrar por el mostrador menemista, por mas que su historia allá sido “setentista”.

Hay que erigir una corriente política que construya desde la honestidad intelectual y política, sin oportunismo de ninguna clase, que no amontone. Una corriente política con espíritu y pensamiento críticos, no para alternativizar, sino para avanza hacia el movimiento de masa. No olvidando nunca que en los proceso de liberación el protagonista es: el pueblo.

Marcelo "el gaucho" Yaquet


© Marcelo Yaquet
Todos los derechos reservados
Para reproducir citar la fuente.

. Peronismo Revolucionario
. . Al enemigo ni justicia
. . Acuerdos y diferencias políticas
. . Directrices Invariables
. . ¿Movimiento?
. . ¿Movimientismo, Tendencia Revolucionaria o Alternativa Independiente?
. Ir a la sección: Peronismo Revolucionario

Investigaciones Rodolfo Walsh