Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones > Patriotas









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Ni izquierda ni derecha,<br>La síntesis es la cuestión.)

 Generar una versión PDF de: (Ni izquierda ni derecha,<br>La síntesis es la cuestión.)



Y sigue la polémica...
Ni izquierda ni derecha,
La síntesis es la cuestión.
[Bambú Press]
Por Eriberto De Pablo
Publicado digitalmente: 20 de junio de 2006
No todos los que dicen “Perón, Perón, qué grande sos” han comprendido al General y su doctrina. Peor aún, se puede ver que han perdido de vista su causa y su divisa. “Quienes dividen están en otra cosa”.

No nos engañemos, entre nosotros no nos vamos a pisar la manguera, reitero lo de Perón con guiño y todo. Quienes venimos desde la Resistencia, pos-setiembre 1955, sabíamos entonces que los que estábamos -no muchos, no sólo por las circunstancias- éramos peronistas. El Decreto 4161 y la represión se encargaban de etiquetarnos. Entonces no había nada de eso que, luego, sobre todo elecciones por medio, se dirá “izquierda” y “derecha” que dentro del justicialismo es un dislate.

En aquellos tiempos de lucha éramos todos, solidariamente, compañeros, como también solía decir el General: ortodoxos, heterodoxos, etcétera, pero todos peronistas . Claro que a medida que se levantaron las proscripciones y aflojó la represión, comenzaron a reaparecer o aparecer, no pocos, con otros reflejos y otras intenciones. Mientras los de allá lejos buscábamos un puesto de lucha, no pocos de los que vuelven o llegan, lo hacen buscando un puesto, un cargo, prebendas. A medida que más el peronismo se institucionaliza como partido, más se debilita como movimiento, en tanto ante los codazos acompañados, en casos, de “chumbos” o “cohetazos” van quedando rezagados los que se jugaron por un puesto de lucha en plena represión ante el incontenible avance de quienes buscan el puesto rentado en momentos eleccionarios.

Esto desvirtúa la lucha que desde de 1955 a 1962 fue de Resistencia, de 1960 a 1969 de difusión y organización y en los 70 por el retorno de Perón, pero con diferencias de poder entre los unos y los otros: JP, Montoneros y Triple A. La guerra prolongada de unos respaldados por Perón, trajo la reacción fratricida de los otros, también apoyados por Perón. No son ideologías opuestas en el seno del peronismo, sino una forma de comprender o no los fundamentos mismos del Justicialismo y sobre todo del modo estratégico y táctico de conducción, aún cuando unos se autodefinan de izquierda y etiquen a los otros de derecha, y estos a su vez llamen “zurdos” a aquellos.

¿Qué quedó del peronismo como Tercera Posición? Para algunos, los más decididos por el poder con elecciones, vino a ser algo equidistante entre izquierdas y derechas, es decir de centro; para otros, más dispuestos a la acción revolucionaria del cambio del sistema, lo concibieron desde la dialéctica como una síntesis superadora de capitalismo y comunismo, superador de izquierdas y derechas. El Modelo Argentino para el Proyecto Nacional de Perón pasa por esta última concepción.

Sin embargo la búsqueda del poder mediante elecciones, además de hacerlo de “centro” hizo neoliberal al peronismo, tomó el modelo de Bunge y Born y de Álvaro Alsogaray. La cuestión era llegar, con todo lo que ello significa, para quienes obviamente, no buscan puestos de lucha ni de servicio a una causa mayor como decía Perón: “ Alta y clara es mi causa y mi divisa, mi causa la causa del Pueblo mi divisa la bandera de la Patria ”. Desde aquí se puede pensar que no todos los que dicen “Perón, Perón, qué grande sos...” han comprendido al General y su doctrina. Peor aún, se puede ver que han perdido de vista su causa y su divisa.

Desde estas carencias o pérdidas, cuando un peronista se pelea a muerte con otro peronista es que se ha pasado al enemigo. Posiblemente la alternativa sea pensar, reflexionar sin el apasionamiento propio de quienes buscan más el lucro que ideologías (seamos sinceros: pocos y por excepción y en ciertas circunstancias, se pelean a muerte por una ideología, en cambio, a diario vemos que muchos pelean, en casos, hasta la muerte buscando poder y las añadiduras). La historia nos enseña que de nada valen las rivalidades que conllevan odio y muerte cuando lo que se busca es el bien, la verdad y la justicia para todos.

Sólo el convencimiento de lo que sea en realidad el Justicialismo de Evita, de Perón y del Pueblo, puede que nos permita pensar en la dignidad y grandeza del peronismo para que queden al descubierto la indignidad y pequeñez de no pocos “dirigentes” peronistas, que no saben de puestos de luchas sino de presupuestos, trenzas y cargos públicos. Como decía Perón, “quienes dividen están en otra cosa”.

Por último, tal vez valga reflexionar que la humildad acompaña la entrega y el servicio, mientras que la soberbia va con el cazador de privilegios. Aquella hace a un servidor y ésta a un depredador. Cada quien, si sabe qué es el Justicialismo, sabrá que actitud seguir.

Para bien de todos y mal de ninguno.

Eriberto De Pablo


Agrego, en la misma dirección del planteo de mi artículo “Ni izquierda ni derecha. La síntesis es la cuestión”, un website que es aporte del compañero Ricardo Mammani.

http://www.lucheyvuelve.com.ar/Libros/modeloarg.htm

Ahí, además de su presentación, está la introducción que hace Fermín Chávez, un prólogo de Perón, y completo El Modelo Argentino para el Proyecto Nacional:

Como decíamos en nuestros volantes hechos en mimeógrafos caseros, por 1955-59: “Compañero hágalo correr".

Por mi parte muy a agradecido a Ricardo, por su contribución, porque pese a ser el testamento del General, que dejó para el Pueblo como su único heredero, hasta que no llegó Internet y nuestra posibilidad en su manejo, no se reedita en forma impresa desde 1985. Y Menem en la interna insistía que ése era su "proyecto", aunque en realidad en sus citas me llamó la atención que invirtiera los términos. Así en su concepto era "El Proyecto Argentino para el Modelo Nacional" (Ver Para seguir creciendo, La Rioja, 12 diciembre de 1983, pág. 168). No sólo era otra la propuesta -que a poco andar nos dimos cuenta, aunque por cierto algo tarde, no para los ucedeístas, pero sí para los verdaderos peronistas- sino también que el “menemismo” era y es otra cosa. Por supuesto que el “Modelo” de Perón no sólo no se reeditó más sino que los dirigentes del engendro se hicieron los distraídos. Estaban en otra cosa.

Volver a las fuentes, obliga a su difusión, lectura, debate, discusión, reflexión, etcétera. Desde ahí, Perón no sólo vuelve, sino se queda definitivamente en el justicialismo de la Patria Grande, Justa, Libre y Soberana, sin el cual -ya con el menemismo aprendimos- ¡no importa cuantas elecciones se ganen si pierde el Pueblo!

Un abrazo.

Eriberto


© Eriberto De Pablo
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.
Gentileza Bambú Press.
Bambú Press está contra lo «políticamente correcto», el «pensamiento único» y la «globalización» impuesta desde arriba.

. Patriotas
. . ¿Dónde estaba Clausewitz el 16 de septiembre de 1955?
. . Menos soberbia y más sentido del compañerismo
. . Güevos en la mesa, ojos en los libros
. . ¿Quién se robó mi niñez?
. . ¿El general Perón cachaba giles?
. Ir a la sección: Patriotas

Investigaciones Rodolfo Walsh