Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Ideas > Artículos









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Los límites del pensamiento de Jaguaribe)

 Generar una versión PDF de: (Los límites del pensamiento de Jaguaribe)



Alberto J. Franzoia   
Los límites del pensamiento de Jaguaribe
Por Alberto J. Franzoia
(¿Quién es Alberto J. Franzoia?)
Publicado digitalmente: 9 de junio de 2006

¿Existe una burguesía realmente nacional no sólo en Argentina, sino en América Latina?
Si existe, ¿cómo es posible que en tantos años de capitalismo nunca hayan desarrollado las fuerzas productivas de la nación?
Cuando tienen al Estado en contra justificadamente se quejan (aunque sólo en el mejor de los casos porque también han sabido aplaudir a dictaduras neoliberales como la del "Proceso" o a un particular "desarrollismo transnacional" como en Brasil), pero cuando lo han tenido a favor terminan conspirando contra los gobiernos que impulsan el desarrollo capitalita como ocurrió con Perón o Vargas.

Ahora que la globalización total del imperialismo es una realidad incontrastable, se integran sin chistar y pretenden reflotar (actualizando) concepciones económicas que ya fracasaron en los ’60.
Cabe preguntarse entonces si realmente el negocio de nuestra burguesía pasa por instalar una economía autosostenida. Entre las expresiones intelectuales de esta clase está Eduardo Curia, una versión tan devaluada del capitalismo autóctono que ni siquiera vamos a considerar. Pero hay versiones teóricamente más potables que pueden conducir a confusiones, en tanto le asignan un rol importante al Estado y a la unidad regional en el proceso de desarrollo. Sin embargo, tengo fuertes sospechas acerca de la inviabilidad de sus propuestas, ya que a esta altura de la historia del capitalismo internacional no es factible la autonomía y el desenvolvimiento de un mercado latinoamericano sin confrontar con la burguesía de los países dominantes. Helio Jaguaribe es, desde mi punto de vista, una expresión clara de esa intelectualidad muy útil en otros tiempos pero definitivamente limitada para resolver los problemas actuales de la Patria Grande.

En la entrevista que el politólogo le concedió a Clarín [1], poco antes de las "Jornadas Internacionales" organizadas por la Secretaría de Cultura de la Nación realizadas en mayo, expuso sintéticamente algunas ideas centrales vinculadas con su visión de la realidad actual de América del Sur.

El nacionalismo burgués, del cual Jaguaribe es un digno representante desde hace décadas [2], fue apto para cierta etapa de la historia latinoamericana, cuando las condiciones internacionales generadas por la crisis del 30 y la Segunda Guerra Mundial más un poder político interno muy bien parado, le dieron oxígeno para avanzar hacia un capitalismo autónomo, pero de dudosa aplicabilidad a partir del auge neoliberal iniciado hacia mediados de los años 70 y definitivamente desactualizada para este siglo XXI.
Precisamente esa visión es la que lo lleva a sentir tantos temores por las decisiones adoptadas por los dos mejores gobiernos de América del Sur (Venezuela y Bolivia) en este comienzo de milenio y en mucho tiempo. Decisiones que marcan un avance sustancial con relación a lo que la que se podría esperar de nuestras diezmadas y en general cobardes burguesías lugareñas, que carecen de un proyecto nacional factible y de una base material para sustentarlo.

Jaguaribe expresa preocupación por las nacionalizaciones de Evo Morales, al que trata con tono condescendiente "Morales es una buena persona pero no tiene idea de las consecuencias internacionales de las medidas que está tomando: los tribunales internacionales podrían penalizar severamente a Bolivia por la expropiación de las petroleras sin indemnización y el país podría terminar aislado y privado de los medios de subsistencia". Entre líneas uno puede leer: lástima que Morales sea un incapaz o un imprudente .
¿Qué hubiera pasado con la Revolución Cubana si Fidel pensaba en las consecuencias de la nacionalización de bienes norteamericanos, o qué sería de Irán si considerase la posible reacción de EE.UU. ante el desarrollo de su programa nuclear? ¿Qué sería del futuro de los oprimidos del mundo si tuviéramos tanto cuidado para no contradecir los intereses y necesidades del imperialismo?
En ocasiones la prudencia puede resultar una pésima decisión.

En cuanto a Hugo Chávez sostiene que podría ser la "llave" para una integración de América del Sur pero si deja de "hostilizar a los norteamericanos" ya que "disponen de medios para torpedear esta integración" (Bush agradecido).
El imperialismo siempre dispone de medios para dificultar los procesos de liberación nacional y social, por algo ocupa ese lugar en el concierto internacional.
Pero la derrota o triunfo de los pueblos explotados no depende sólo del estado de ánimo del opresor sino de la conciencia y organización de los oprimidos. Si el imperialismo pudiera actuar a voluntad sin que las condiciones internas del país rebelde tuviesen la menor importancia, Cuba hubiese sido su primera víctima, ya que ha materializado el proceso más radical de la región, se encuentra a escasos kilómetros de EE.UU., y durante años estuvo aislada totalmente del continente (con la Unión Soviética ya desaparecida) pero representando una muy peligrosa alternativa para sus vecinos.

Y de Brasil, allí donde reside la burguesía "nacional" que él intenta sostener, afirma: "está actuando quizás con insuficiente vigor, pero con mucha prudencia" ante las nacionalizaciones de Bolivia, pues no se puede hacer esto sin indemnizar a los perjudicados. Además, acota, "Brasil es más integracionista que Argentina" y, claro está, le faltó decir que afortunadamente no confronta con Bush. Entonces: ¡Bravo por Brasil! Bravo por uno de los procesos más tibios entre las alternativas para el cambio que se están dando (y ya se sabe que la relación entre tibieza política y cambio revolucionario es inversamente proporcional).
Ese es el motivo por el cual el gobierno del Norte lo mira con buenos ojos. Debe quedar claro que Lula es lo menos malo que le puede ocurrir al pueblo en el actual panorama político de Brasil, pero de allí a visualizarlo casi como un ejemplo a seguir en la región hay una gran distancia.

El único tema que enfoca con razón Jaguaribe es el que compete al Mercosur, aunque con una cuota de ingenuidad cuando se refiere a la solución para el problema de las papeleras. Del Mercosur dice: "Argentina y Brasil deben dar a Uruguay y Paraguay más que lo que reciben. Es decir debe haber una asimetría compensatoria para los más chicos. Los reclamos de Uruguay y Paraguay son legítimos.
Argentina y Brasil lo admiten pero es hora de pasar a la práctica
". Y agrega en relación con las papeleras: "Se puede compeler a Uruguay para que adopte, para aceptar sus papeleras, las medidas anticontaminadoras disponibles; encarecen un poco el precio, pero es una condición perfectamente razonable de exigencia argentina".

Desde ya apoyamos la idea central que durante años ha sustentado Helio: unidad regional con autonomía, asignándole un rol al Estado en dicho proceso. Sin embargo, el camino propuesto a esta altura del capitalismo más concentrado y voraz que hemos conocido en su extensa historia resulta, desde mi perspectiva, definitivamente equivocado: "Pero la integración sudamericana no se puede hacer bajo un signo ideológico negativo, antinorteamericano, que no conduce a nada. Debe hacerse bajo el signo de la autonomía regional. Y esto significa conservar distancias prudentes con Washington, pero no hostilizarlos".

Considero que este tipo de nacionalismo, tan respetuoso de la gran propiedad oligopólica y del poder imperial, representa incluso un paso atrás con respecto al nacionalismo popular de los años 40 y 50, producto de la alianza entre los sectores populares, la por entonces incipiente aunque ya dubitativa burguesía nacional y una parte de las Fuerzas Armadas.
Es cierto que para consolidar un cambio revolucionario es necesario contar con una relación de fuerzas ampliamente favorable, pero la prudencia de Jaguaribe parece más vinculada a los límites del proyecto burgués (cuyo cuadro de situación es mucho más precario que hace 50 años) que a trabajar por la gestación de dichas condiciones asumiendo los nuevos componentes del sujeto social revolucionario, tanto los que forman parte del mismo como aquellos a los que es necesario integrar.
En este punto resulta estratégicamente prioritario definir cuál es el sujeto que conduce el Estado, ya que como bien sabemos no es un espacio neutro que se eleva por sobre las clases existentes. Las propuestas de tipo desarrollistas tan afines a sectores de la burguesía autóctona (que rápidamente perdieron todo contenido nacional, aunque no haya ocurrido lo mismo en el discurso del politólogo), despertaron algunas expectativas en los ’60 pero rápidamente demostraron su más absoluta ineficacia para generar la liberación de los países dependientes y subdesarrollados. Francamente no conozco ninguna propuesta realista, y mucho menos una práctica histórica concreta, que avale la hipótesis de Jaguaribe.
¿Autonomía regional -obviamente para el desarrollo de nuestra América del Sur- sin confrontar con la burguesía imperialista del Norte? ¿Cómo se hace para distanciarse de las necesidades objetivas de EE.UU sin afectar sus intereses? ¿Alguien que conozca de economía puede inferir seriamente que la autonomía de los países semicoloniales no producirá una herida mortal a los países dominantes?

Qué me disculpe Jaguaribe, pero más allá de sus buenas intenciones, la suya es una propuesta de laboratorio o una expresión más de los límites actuales del nacionalismo burgués, o ambas cosas a la vez.

Alberto J. Franzoia
albertofranzoia@yahoo.com.ar
La Plata, 7 de junio de 2006

NOTAS:

[1] Diálogo con el politólogo brasileño Helio Jaguaribe: "Hay que conservar una distancia prudente con EE.UU. y no hostilizarlo". Para el politólogo, la integración no debe tener el signo del antinorteamericanismo Y agregó que EE.UU. dispone de medios para torpedear al Mercosur. Entrevista realizada por Telma Luzzani tluzzani@clarin.com. Clarín, 21 de mayo de 2006.

[2] Helio Jaguaribe, "Causas del subdesarrollo latinoamericano", en "La crisis del desarrollismo y la nueva dependencia, varios autores, Amorrortu editores, 1969



Artículo enviado originalmente a la lista Reconquista Popular
© Alberto J. Franzoia
Todos Los Derechos Reservados
Para reproducir citar la fuente.

Artículos
. Carta de un teólogo ecuatoriano a la Venezuela bolivariana
. La Revolución Rusa
. Rodolfo Walsh: Su pensamiento político
. Arequito: El Ejército se identifica con el pueblo
. El inicio de la lucha contra la viruela por el Canónigo Saturnino Segurola
. Qué se dijo sobre el 17 de Octubre
. Don Bernardo de Irigoyen
. El Legado de Jorge Abelardo Ramos
. Israel y Palestina: Antecedentes
. Los intelectuales y la utopía
. Friedrich List: Poder Nacional en las raíces del pensamiento de Perón
. Hernández Arregui, ese lanzallamas
. «Populista», un nuevo insulto
. La integración de América en el pensamiento de Perón
. La Unidad de la América Indo-Española
. Hans Küng: el fígaro de Cristo
. Hegel, Marx y la Diálectica
. Hamlet: La lucha del ser y el poder de las pasiones
. Lazos de familia
. El Liberalismo o el egoísmo como móvil de la actividad humana
. En nombre de Alá
. Los locos de adentro y la locura de afuera
. El Mundo Árabe
. El regreso de un doxósofo
. Las Maras: Panorama callejero centroamericano
. De la tradición gauchesca a la emergencia de la ciudad
. Historia de la Sociología en Argentina
. Respetar la diversidad cultural
. La independencia política en la independencia semántica
. América Latina: sus tradiciones populares
. Carta abierta a Norberto Galasso
. El problema de la revolución socialista en los países atrasados
. Spilimbergo y su mirada alternativa sobre la "Comunidad Organizada"
. China: El Partido Comunista en el poder (1949-1960)
. La Revolución China
. Güemes y la "gente decente" de Salta
. "¡Hay que olvidarse del peronismo!".... (¿hay que olvidarse del peronismo?)
. El año uno de la era Latinoamericana
. El Eurocentrismo
. El Materialismo Vulgar
. La Revolución de Mayo
. San Martín no fue masón
. La simbología nazi del Imperio
. Historia Universal de la infamia
. De Nixon a Bush II: para entender al Imperio
. El imperio en 2005
. No hay choque de civilizaciones
. Carta Abierta a José Saramago
. Jornada Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles
. Contra el burocratismo
. La teoría de los doxósofos
. Ayudar a los pobres beneficia a los ricos
. Tilingos
. De la caminata a la revolución
. Un replanteamiento sobre la maldición de los recursos
. La base económica del poder imperial
. Estamos viviendo en un imperio sin fronteras
. Apuntes para la Militancia
. "¿Globalización, imperio o imperialismo? Un debate contemporáneo?"
. Apuntes para una introducción y una iniciación en el estudio de la filosofía y de la historia de la cultura
. Los ojos del Duce
. El Control de los Medios de Comunicación
Ir a la sección: Artículos

 
Investigaciones Rodolfo Walsh