Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El Cono Energético Sudamericano que promueve Chávez)

 Generar una versión PDF de: (El Cono Energético Sudamericano que promueve Chávez)



El Cono Energético Sudamericano que promueve Chávez
Por Ricardo Andrés De Dicco
Publicado digitalmente: 12 de julio de 2005

En la XXVIII Cumbre del MERCOSUR realizada el 18 de Junio, que reunió a los Jefes de Estado de las naciones miembros y asociados del bloque, orientada a la integración comercial, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, propuso la creación de un cono energético sudamericano (red de gasoductos y electroductos), a fin de cubrir las necesidades de los países de la región. Es en este sentido que cobra relevancia la concreción de PetroSur, propuesta de integración petrolera sudamericana (acuerdos suscriptos con Argentina, Brasil y Uruguay), Gas del Sur: propuesta de integración gasífera sudamericana, y en un sentido más amplio PetroCaribe, propuesta para suministrar derivados del petróleo crudo a precios preferenciales a los países caribeños.
En relación a los anuncios de Kirchner y Lagos sobre la creación de un “anillo energético” (más bien gasífero), que llevaría gas natural del reservorio peruano de Camisea a Chile, Argentina, Brasil y Uruguay (véase De Dicco, Ricardo: “La farsa del anillo energético sudamericano” publicado por IDICSO en Junio pasado), el Presidente Chávez respaldó la creación de un anillo energético sudamericano desde la siguiente perspectiva:“La idea es unir el anillo del Cono Sur con la parte norte de Suramérica para dar forma al Cono Sur energético. El anillo energético es algo muy importante porque se trata ir tomando acciones para cubrir las necesidades energéticas de los países del Cono Sur en el futuro inmediato, o mediano plazo” (Boletín electrónico de la Vicepresidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Resumen de Prensa, lunes 20 de Junio de 2005).
En efecto, el único anillo gasífero rentable de construir y que pueda satisfacer las necesidades energéticas de las naciones sudamericanas sin perjudicar el abastecimiento de terceros pueblos (por un período superior a los 50 años) es aquel que tenga origen en Venezuela, dado que este país concentra casi el 68% de las reservas gasíferas sudamericanas y el 57% de las ubicadas en América Latina y el Caribe. A modo ilustrativo, veamos a continuación la distribución geográfica de las reservas gasíferas de los países de América Latina y el Caribe al 31 de Diciembre de 2003:

Distribución geográfica de la concentración de reservas comprobadas de gas natural de América Latina y el Caribe para fines de 2003 en millones de metros cúbicos, y participación porcentual de reservas a nivel mundial y regional
PAÍS
ARGENTINA: RESERVAS (*) (MM de m3) 612.000 / Participación Mundial (%) 0.3 / Participación América Latina y Caribe (%) 8.3 / Participación Unión Sudamericana (%) 9.8
Bolivia: RESERVAS (*) (MM de m3) 782.000 / Participación Mundial (%) 0.4 / Participación América Latina y Caribe (%) 10.6 / Participación Unión Sudamericana (%) 12.5
Brasil: RESERVAS (*) (MM de m3) 245.000 / Participación Mundial (%) 0.1 / Participación América Latina y Caribe (%) 3.3 / Participación Unión Sudamericana (%) 3.9
Colombia: RESERVAS (*) (MM de m3) 114.000 / Participación Mundial (%) ^ / Participación América Latina y Caribe (%) 1.5 / Participación Unión Sudamericana (%) 1.8
Chile: RESERVAS (*) (MM de m3) 19.000 / Participación Mundial (%) ^ / Participación América Latina y Caribe (%) 0.2 / Participación Unión Sudamericana (%) 0.3
México: RESERVAS (*) (MM de m3) 420.000 / Participación Mundial (%) 0.2 / Participación América Latina y Caribe (%) 5.7 / Participación Unión Sudamericana (%) n/a
Perú: RESERVAS (*) (MM de m3) 247.000 / Participación Mundial (%) 0.1 / Participación América Latina y Caribe (%) 3.3 / Participación Unión Sudamericana (%) 3.9
Trinidad y Tobago: RESERVAS (*) (MM de m3) 736.000 / Participación Mundial (%) 0.4 / Participación América Latina y Caribe (%) 10.0 / Participación Unión Sudamericana (%) n/a
Venezuela: RESERVAS (*) (MM de m3) 4.220.000 / Participación Mundial (%) 2.4 / Participación América Latina y Caribe (%) 57.1 / Participación Unión Sudamericana (%) 67.7
Unión Sudamericana: RESERVAS (*) (MM de m3) 6.235.000 / Participación Mundial (%) 3.5 / Participación América Latina y Caribe (%) 84.4 / Participación Unión Sudamericana (%) 100.0
América Latina y Caribe: RESERVAS (*) (MM de m3) 7.391.000 / Participación Mundial (%) 4.2 / Participación América Latina y Caribe (%) 100.0 / Participación Unión Sudamericana (%) n/a
Notas: (*) cifras redondeadas. ^ inferior a 0,1%.
Fuente: elaboración propia en base a datos oficiales y de Oil & Gas Journal (2005), BP (2004), CEDIGAZ (2004), OPEC (2004) y World Oil (2004).

La Unión Sudamericana puede y debe formular e implementar un plan de integración energética de largo plazo que tenga como fin satisfacer los requerimientos de sus estructuras económicas, de modo que los aparatos productivos nacionales de la región tengan acceso a fuentes de energía abundantes y baratas, a los efectos de llevar a cabo un proceso de reindustrialización y avance científico-técnico autónomo en un contexto de integración regional sudamericana (energética-industrial-tecnológica) que eleve las condiciones de vida de nuestros pueblos. Como dice el CPN. Gustavo Calleja, [1] el sector energético es a la infraestructura material básica, el equivalente de la educación para la configuración cultural esencial. Ningún país será realmente soberano mientras no tenga asegurado el control y planificación irrestricta de estas áreas, pues la soberanía, en la práctica, se manifiesta en la elevación de las condiciones de vida del pueblo.
Para tales efectos, la necesidad de concretar los proyectos PetroSur y Gas del Sur, construir redes de gasoductos y electroductos, compartir las riquezas gasíferas y petrolíferas de Venezuela y los recursos hídricos que abundan en gran parte de la región, socializar el conocimiento en materia de tecnología nuclear por parte de Argentina y Brasil, garantizar y declarar el acceso a la energía como un derecho humano y fijar los precios de combustibles y tarifas de gas y electricidad de acuerdo a los precios relativos de las economías locales, así como también controlar la diversificación estratégica y castigar las prácticas mafiosas de los agentes económicos privados que operan en los mercados ampliados de la energía, prohibir la exportación de hidrocarburos y derivados en países con escaso desarrollo de sus mercados domésticos, limitar la dependencia económica, tecnológica y cultural con los países centrales, interrumpir los tratados de “libre comercio” promovidos por EE.UU. o por cualquier miembro del G-7 hasta tanto sean beneficiosos para las partes involucradas y rechazar los lineamientos propositivos de los organismos internacionales de crédito.


[1] CNP. Gustavo Calleja: ex Subsecretario de Combustibles de la Nación. Presidente de la Fundación Arturo Íllia (FAI) y director del Instituto de Energía e Infraestructura de la FAI. Co-fundador y Vicepresidente del Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora (MORENO).

Departamento de Comunicación y Tecnología

IDICSO - Instituto de Investigación en Ciencias Sociales. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad del Salvador. http://www.salvador.edu.ar/csoc/idicso

. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh